#1 Caso Blue Banana

De Capital Social 3.000 euros a 4,1 millones de euros de facturación. Sin inversión, sin Deuda y en sólo 3 Años.

Soy @jordialtimira Founder & Parnter de @UpBizor y @LanzameCapital.

Esta es mi newsletter, un lugar donde analizamos a través de Podcast, casos reales de negocios cercanos a nosotros. De esta forma desde la realidad de la escala 1:1 puedes descubrir cómo puedes financiar tu empresa.


El mundo de la empresa y la emprendeduría es apasionante. Aunque existen metodologías, estudios, informes no es para nada una ciencia exacta. Es a través de la practicidad y la experiencia de casos reales donde podemos ir viendo patrones y modelos donde inspirarnos.

A través de casos reales veremos al largo de las semanas diferentes formas de financiar una empresa. Gracias a charlas con los fundadores e inversores de proyectos concretos.

Hoy vamos a comentar el caso de Blue Banana, una marca de ropa nativa digital que ha facturado más de 4 millones de euros en 2020. En tres años dedicados full time, Nacho Rivera y Juan Fernández-Estrada han logrado un crecimiento exponencial de su empresa sin contraer deuda y sin disponer de inversión privada.

Espero que os guste,

Jordi Altimira

Blue Banana

Blue Banana es una marca de ropa española especializada en la venta de sudaderas y camisetas de manera online y, desde hace poco también de forma offline. Nacieron en las redes sociales dónde se desmarcaron del resto de marcas, con la intención de inspirar a las nuevas generaciones. Su filosofía es crear nuevas aventuras para entender la vida de otra manera: “No todo se basa en el qué hacemos, sino en el cómo lo hacemos y por qué lo hacemos”. 

Con un nivel de engagement e interacción del que pocas marcas pueden presumir, han llegado a alcanzar en algunas campañas de Instagram 150.000 comentarios en treinta minutos.

Los Inicios

Nacho Rivera, co-founder de Blue Banana, nos lo comenta “La idea surgió en el interrail con mi socio y amigo Juan: veíamos como podíamos crear una marca dentro de las redes sociales, y nos lanzamos a ello”.

Empezaron vendiendo las primeras sudaderas en 2016 a amigos y familia, compaginando la carrera y el proyecto. Poco a poco la startup fue creciendo hasta llegar a día de hoy: una empresa con 20 personas y con la realidad de la apertura de su primera tienda física en Madrid el pasado 2 de diciembre.

No fue hasta que los dos socios fundadores acabaron los estudios (2018) que se dedicaron full-time y contrataron a las primeras personas para tirar adelante Blue Banana. “Empezamos a trabajar en equipo y nos cogimos una oficina dónde teníamos nuestro almacén. Ese año 2018 terminamos con una facturación de 750.000€”.

El proyecto se Autofinancia. ¿Cómo?

El proyecto fue financiado con un capital social de 3.000€, siendo muy eficientes en capital, y un claro ejemplo de Bootstraping. No se ha utilizado deuda bancaria, ni deuda de terceros, tampoco se ha realizado ninguna ampliación de capital o aportación de socios. “No gastábamos en absolutamente nada: con lo que ganamos en la primera compra, financiamos la segunda; y con lo de la segunda, pagamos la tercera…Nos hemos autofinanciado hasta día de hoy”.

Los motivos de este gran crecimiento se basan fundamentalmente en los siguientes puntos:

  • La creación de la marca y la viralización de sus productos les ha permitido crecer sin tener que invertir grandes cantidades en social ads. Es claramente una de las fortalezas del equipo fundador su capacidad de branding, captación orgánica y engangement en las redes. De esta forma, el gasto en marketing fue muy acotado en sus inicios.

  • Vender a través de su canal propio ha permitido una mejor personalización de la experiencia de compra del cliente y poder cuidar los detalles. Financieramente ha sido clave y les ha permitido crear un working capital negativo. Cada venta financia la siguiente compra de producto, dado que cobran del cliente hoy y pagan al proveedor posteriormente. Su stock es limitado, de esta forma su necesidad de financiación de circulante queda reducida. Este es el modelo que implantó de forma ejemplar en los 80s Amancio Ortega en Inditex.

  • Una filosofía Bootstrap. Eficiencia en capital en los 360 grados de actividades de la empresa. Cuando un euro sale de caja, se evalúa, se mide y si no aporta valor a la empresa, se corta.

  • La generación de caja operativa (CFO) ha servido para invertir en crecimiento (CFI), sin hacer uso de recursos de caja financiera (CFF). En otras palabras, se ha invertido en lo que el negocio ha generado de forma operativa.

“Hemos sido prudentes, sobre todo al principio. Éramos muy conscientes: sabíamos los recursos que teníamos y pensábamos como los podíamos explotar al 100%”. Esta mentalidad les ha permitido crecer sin haber cedido nada de equity, ya que de momento no han realizado ninguna ronda de inversión.

Las empresas de éxito también tienen problemas

Una empresa presenta una propuesta de valor diferencial a mercado, sostenida por varios pilares internos: marketing, ventas, operaciones, personas y finanzas. En un entorno competitivo, un marco regulatorio y un mercado como factores externos.

Sin duda el área de mejora de Blue Banana en estos dos años ha sido la gestión operativa. La tracción tan descomunal les ha llevado a romper stock en algunas ocasiones. En una fase inicial, generó entre el público una sensación de escasez de producto que generó mayor interés. De todas formas en la fase donde se encuentra el proyecto, romper stock no es una opción. En 2020, probablemente las ventas hubieran alcanzado los 5 Millones de euros sino llega a ser por este motivo.

En otras fases, la empresa tuvo más stock del necesario para eliminar riesgos de rotura, lo que perjudicaba la rotación de sus activos y los días del stock en el balance, consumiendo gran parte de la generación de caja operativa.

Sin duda la contratación de un perfil senior con una amplia experiencia en operaciones de empresas digitales ha sido un iniciativa indispensable.

El 2020 un año muy diferente

Las primeras semanas del COVID, pese a ser un negocio online, sus ventas se vieron reducidas entre un 60% y un 70%. Aun así, a partir del inicio de abril empezaron a experimentar un crecimiento, llegando a alcanzar hasta un +200% en los meses de mayo y junio.

Finalmente el 2020 ha cerrado con un crecimiento del 174% respecto a 2019.

Un futuro lleno de retos

Blue Banana plantea su crecimiento futuro en tres áreas: apertura de tiendas físicas, internacionalización y nuevas líneas de producto.

La primera fue inaugurada el pasado Diciembre en Madrid, concretamente en la calle Fuencarral; de esta forma, los fundadores quieren ir validando y seguir abriendo en zonas primes de diferentes ciudades claves. Siguiendo con esta estrategia omnicanal, en 2021 van a entrar en espacios físicos de El Corte Inglés.

Después, otra línea de crecimiento que tienen en mente es la diversificación de producto. Una de las claves es encontrar productos que se encuentren alineados a los valores de su marca, productos que estén orientados a la aventura. Este año han lanzado un abrigo técnico y bañadores

De la misma manera, su tercer y último objetivo es la internacionalización. Su idea es la apertura de diferentes webs localizadas en diferentes países. En este sentido la primera experiencia ha sido la apertura en Alemania, generando mejores resultados iniciales en comparación a sus inicios en España.

¿Cómo vamos a Financiar el crecimiento?

Hasta día de hoy, el proyecto se ha financiado con las ventas obtenidas de sus clientes. Con lo que se ha recogido, se ha crecido. La generación de caja operativa ha marcado los recursos financieros para realizar nuevas iniciativas. ¿Es posible seguir creciendo de esta forma? ¿Es posible financiar las tres líneas de crecimiento que se planteaban anteriormente?

El crecimiento futuro pasa por tres posibilidades:

  1. Autofinanciación: La caja operativa financia el crecimiento.

  2. Apalancamiento. Sumado a la autofinanciación, contraer deuda en el balance.

  3. Financiación Privada. Abrir el capital a socios inversores, apalancar con deuda y autofinanciarse con ventas.

La decisión de los fundadores es centrarse en la segunda opción y crecer apalancando la empresa. De esta forma, sumarán deuda al balance para no tan solo financiarse con las ventas de sus clientes. La opción de buscar inversión privada queda descartada, dado que los fundadores no quieren ceder participaciones y el business plan planteado para 2021, no necesita este extra de financiación.

Vamos a profundizar en la elección de esta segunda opción para analizar varios conceptos.

Simplificando el balance de Blue Banana, a nivel conceptual el balance sería así:

En el activo tenemos Existencias y Caja, mientras que en el pasivo se encuentra la acumulación de reservas fruto de los buenos resultados en forma de beneficios de ejercicios anteriores. También encontramos en el pasivo, la cuentas a pagar a proveedores. Consideramos en muchas ocasiones que la deuda no es un elemento positivo en un balance, en cambio como toda en la vida, hay que encontrarle su punto justo de equilibrio. No disponer de deuda, no es la forma óptima de financiarse y con un apalancamiento exagerado, tampoco es una buena solución.

Este concepto lo podemos observar perfectamente a través del concepto del WACC (Weight Average Cost of Capital), lo que es lo mismo el coste medio ponderado del capital. El WACC viene marcado por el coste de oportunidad de los accionistas (equity) y el coste de la deuda, así como la proporción de deuda y equity que presente el balance.

Donde:

WACC: Promedio Ponderado del Coste de Capital;

Ke: Tasa de coste de oportunidad de los accionistas.

E: Equity o Capital aportado por los accionistas;

Kd: Tasa de Coste de la deuda financiera;

D: Deuda financiera contraída;

T: Tasa de Impuestos corporativos, a las utilidades de las empresas.

Si lo graficamos la fórmula, En el eje Y tenemos el % de los diferentes costes (Coste de la deuda y coste del capital), mientras que en el eje X nos encontramos con la relación entre Deuda y Capital (Equity) en %.

Claramente observamos que el óptimo de financiación, se encuentra en el mínimo del WACC. De esta forma, poner deuda en un balance es positivo de cara a minimizar coste del capital de la empresa. Sin deuda, como le sucede hoy a Blue Banana, el coste del capital es superior. Si el apalancamiento fuera excesivo, el WACC se nos dispararía y no lograríamos el objetivo deseado de lograr su minimización.

¿Cómo apalancamos el Balance de Blue Banana?

De cara a obtener las mejores condiciones de deuda, la entidades financieras o públicas nos pedirían capitalizar reservas. ¿En qué consiste? Las reservas acumuladas en un balance podrían ser repartidas en forma de dividendo en un futuro, de esta forma, si eso ocurriera, el patrimonio neto quedaría disminuido, bajando la solvencia.

Es por este motivo, que debemos pasar las reservas a capital, realizando una ampliación de capital, de esta forma la acumulación de beneficios anteriores quedan sellados en la compañía, no pudiendo repartirse dividendos sobre éstos.

Una vez hemos dado solvencia al balance, la pregunta del millón es que tipología de deuda escogemos:

  1. Deuda bancaria a largo plazo

  2. Deuda bancaria a corto plazo

  3. Préstamo participativo Enisa

  4. Préstamo CDTI

La mejor opción a nivel de coste de la deuda sería la primera opción: Financiación bancaria a largo plazo. No tenemos necesidad de financiar circulante dado que cobramos hoy del cliente y pagamos al proveedor más tarde. No tenemos suficiente I+D+i para obtener financiación del CDTI. Finalmente Enisa es un préstamo participativo que fija su tipo de interés a la proporción de beneficios versus patrimonio neto. Dado que los beneficios de la compañía son importantes, nos aplicaría un tipo de interés máximo del 8%, siendo un coste de la deuda elevado. Enisa es ideal para proyectos que empiezan y que todavía no tienen beneficios, dado que su tipo de interés es bajo y sobretodo no requiere aval del equipo fundador.

De esta forma, la mejor solución es la deuda bancaria a largo plazo. Con la foto financiera de la compañía el tipo de interés será bajo, y se lograrán los préstamos sin necesidad de avalar la operación. ¡Vaya qué pretendientes no le van a faltar!

Otra visión de las ventajas de cierto apalancamiento

En finanzas, la rentabilidad financiera, rentabilidad para el accionista o «ROE» (por sus iniciales en inglés, Return on equity) relaciona el beneficio económico con los recursos propios necesarios para obtener ese lucro. Para una empresa, el ROE indica la rentabilidad que obtienen los accionistas sobre el capital que han invertido, excluyendo recursos de terceros, como la deuda financiera.

La rentabilidad financiera puede entenderse como una medida del beneficio que obtiene una compañía con relación a los fondos invertidos por los accionistas. Se suele expresar como porcentaje.

La rentabilidad financiera, ROE, se calcula:

A efectos de poder realizar un análisis más detallado de las causas que generan rentabilidad, DuPont desarrolló a principios del siglo XX la fórmula de DuPont que desagrega la fórmula anterior en tres términos:

Una de las grandes ventajas de la descomposición del ROE mediante Dupont es que nos permite identificar los "drivers" de la rentabilidad y seguir su evolución en el tiempo. De esta manera es posible seguir la evolución del Margen, la Rotación y el apalancamiento y poder identificar cuales son las causas de una caída de la rentabilidad y tomar medidas correctivas a tiempo.

Actualmente en Blue Banana, Activo y Recursos propios coinciden en valor al no tener deuda en el balance, siendo el apalancamiento de 1. De esta forma, el apalancamiento es un elemento neutro en relación al ROE. Poniendo deuda en el balance podemos aumentar el apalancamiento y de esta forma que el retorno a los inversores, en este caso los fundadores, sea mayor.

Seguro que el futuro de Blue Banana está marcado por muchos éxitos. Nosotros desde UpBizor tenemos la suerte de vivirlo de cerca y disfrutar con su evolución.

Gracias por leer Financias Frente a Frente. Si quieres profundizar sobre los conceptos expresados hoy, puedes leer el siguiente post: 5 claves para financiarte sin perder equity.

Si te ha gustado esta edición, te agradezco si le das like y de la compartes por email o redes sociales con otras personas que pueda ser de su interés.

Podcast

Spotify

iVoox

Apple Podcast