#8 Caso Nemuru

El Corporate Venture Capital y la búsqueda de retorno financiero así como beneficio estratégico.

Soy @jordialtimira Founder & Parnter de @UpBizor y @LanzameCapital.

Esta es mi newsletter, un lugar donde analizamos a través de Podcast, casos reales de negocios cercanos a nosotros. De esta forma desde la realidad de la escala 1:1 puedes descubrir cómo puedes financiar tu empresa.


Hoy vamos a comentar el caso de Nemuru, una plataforma tecnológica multifinanciera que permite a los profesionales del sector servicios ofrecer vías de financiación a sus clientes de forma instantánea.

En este episodio hablaremos con Pere Monràs, CEO y cofundador de Nemuru y con Jaime Rubio, principal en InnoCells, el hub de innovación y vehículo de corporate venturing de Banco Sabadell.

El Corporate Venture Capital (CVC) se define como una inversión en equity que realiza una corporación en un emprendimiento. A diferencia de la inversión que realiza una persona donde solo se focaliza en el retorno financiero, las corporaciones buscan un beneficio estratégico además del beneficio económico.

Espero que os guste,

Jordi Altimira

Youtube: Highlights

Los Inicios.

Nemuru nace para acortar los gaps entre vendedores, compradores y entidades financieras para mejorar la experiencia del usuario en el punto de venta. En ese momento, ya veían mucho gap en otro tipo de espacios y experiencias con el cliente, sobretodo en espacios de tickets altos (ej: reformas del hogar, educación, salud). Por ese motivo, la finalidad de Nemuru a día de hoy, es la de solucionar esa diferencia excesiva.

Esta startup se une a las empresas que venden productos/servicios y a través de una plataforma sencilla e intuitiva, facilitan el pago a plazos a su usuario, apalancándose en una red de partners financieros, que ciertamente, son los que fondean las operaciones.

Abriendo verticales en pandemia

La idea principal es la de ir dando la posibilidad de financiar al usuario final. Pere Monràs afirma que “es muy saludable para toda startup salir con una propuesta de valor muy concreta de nicho”. De todos modos, en la propia evolución de su compañía ya tenían en cuenta la posibilidad de ampliación del modelo de actividad, es decir, una verticalización de los profesionales que utilizan Nemuru.

Nemuru ha ido explorando y abriendo verticales a lo largo de su recorrido, aunque el COVID-19 ha facilitado la abertura de otros verticales que estaban traccionando durante esta época, como por ejemplo el vertical del edtech. 

Un Cap Table diverso

Su cap table está formado por casi todos los posibles actores que una startup puede tener: Venture Builder, Business Angel, Venture Capital y Corporates.

Esa mezcla de inversores es cuestión de un tema de timing y evolución. Teniendo en cuenta que es un modelo que necesita su recorrido y su espacio de implementación, cada uno de los inversores tendrá más a menos especialización en cada una de las etapas y más enfoque a aportar valor en estas.

Nemuru nació de la mano de Antai Venture Builder, un modelo que aporta velocidad, ecosistema, aprendizajes rápidos y compartidos a nivel hub de innovación, entre otras cosas. Todos estos aprendizajes se aceleran y se multiplican en esa etapa inicial y da un framework muy útil para arrancar y dar una solución lo más rápido posible al mercado con un camino estructurado y bien hecho.

En una segunda etapa, cuando el proyecto empezó a traccionar, se encontraban tanto en un espacio cercano a la primera etapa de Family Office o Business Angel, como en la primera entrada de VC. Éste último les ayudó a ganar tracción y a aprovechar el conocimiento cross de modelos de negocios que ellos mismos entienden y apoyan. Destacar la presencia de Encomenda Smart Capital y Lánzame Capital.

En esta tercera etapa en la que se encuentran actualmente, entra en juego InnoCells junto a otro vehículo corporativo, aportando otro tipo de sinergias a nivel de negocio y relacional que ha dado resultados muy positivos a Nemuru.

El papel de InnoCells

InnoCells es el digital hub del Banco Sabadell y eso incluye, no solamente el brazo inversor como Corporate Venture Capital (CVC), sino otras áreas estratégicas. Por ejemplo, pueden ser partnerships, una área de consultoría que trabaja para el banco, o perfiles tecnólogos para ser capaces no solamente de innovar en el medio/largo plazo, sino de ser capaces de lanzar producto digital en el corto, etc.

Jaime Rubio comentaba que tienen distintos vehículos de inversión en Venture Capital dentro del grupo, como BStartup, Sabadell Venture Capital e InnoCells. Este último se caracteriza por hacer inversiones con componente estratégico. Jaime añadía que “alinear intereses entre un Venture Capital puro y una startup es un tema sencillo, pero al final el objetivo final es el retorno financiero”. En el caso de un CVC como InnoCells buscan apalancarse en la tecnología de la startup y en su modelo de negocio para aportar valor al grupo.

Desde Innocells han hecho tanto inversiones directas como indirectas. Algunos ejemplos de inversiones que han realizado han sido en un fondo de Silicon Valley, en uno de Israel y en finalmente Antai Venture Builder. Esta última es un ejemplo de inversión indirecta, dónde co-invierten con otro Corporate que lanzaba el vertical fintech y el Insurtech en negocios que para InnoCells podrían ser estratégicos. Uno de estos negocios fue Nemuru.

El feed de Innocells dentro del Cap Table de Nemuru se basa en formar parte del modelo de intermediación de crédito, incluyendo qué Sabadell Consumer Finance ha participado en la ejecución del modelo de Nemuru.

La motivación de InnoCells es invertir un ticket para estar cerca de proyectos de I+D o tecnología que, por ejemplo, pueden desplegarse posteriormente en el negocio del banco. Además, después de esta primera inversión, tienen la capacidad de acompañar a una ronda más avanzada.

InnoCells: ¿Cómo tangibilizar el retorno?

El Corporate aporta expertise en la industria (en su caso: banca) y su base de clientes. Banco Sabadell es un banco con fuerte cuota de mercado en el mundo empresarial, algo muy positivo para el enlace que han construido con Nemuru.

Los KPI's suelen ser una colaboración, tanto en perfil comercial o como en puramente de producto. Algunos ejemplos de inversiones de Innocells han sido en el campo de la biometría o en el de la inteligencia artificial conversacional. El KPI de este último fue el ser capaces de integrar esa tecnología en algunas de sus áreas de negocio.

Respecto a la tangibilización del retorno, tienen la capacidad para alcanzar colaboración comercial y hacen workshops con las startups. Y, si es una tecnología muy pionera, intentan que el knowhow se transfiera y el personal del banco se alimente de ese conocimiento en una tecnología disruptiva.

Existe una sinergia de negocio: Innocells por una parte puede aportar a la startup fondos de comercio, elementos de experiencia del sector, etc. Y, por otro lado, la startup aporta innovación, tecnología, disrupción y elementos que quizás, si se desarrollan internamente, pueden ser más complicados o costosos.

¿Qué elementos busca Innocells en una startup?

El mundo bancario ha tenido que pasar por todos sus procesos de un mundo offline a online del día a la mañana. Es por eso que buscan a todas las compañías que ayudan a mejorar esos procesos y a que sean eficientes; es decir, que sean real time. Incluyendo los procesos de scoring de riesgos y que eviten al cliente ir a la oficina.

Por otro lado, está el cómo se apalanca la Inteligencia Artificial y el uso de datos para mejorar la eficiencia en muchos procesos internos del mundo bancario. En este sentido, ven muchas oportunidades en el mundo regulatorio y el de compliance, un sector que actualmente tiene mucho potencial. A día de hoy hay muchas manos trabajando detrás con todo lo que tiene que ver con la prevención del fraude, la actualización en base a nuevas regulaciones que van surgiendo…

El año pasado, Innocells se posicionó en el campo de la banca conversacional y cada vez interactúan más por voz. Creen que es muy importante poder interactuar en la app nativa del banco, integrando toda esa inteligencia y los casos de uso, para ayudar la experiencia general bancaria de sus clientes. 

Los beneficios de financiarte con un Corporate Venture Capital (CVC)

Probablemente puede ser tu cliente principal en fases iniciales; y darte de esta forma un buen empuje. Cuando estás empezando, sin prácticamente credibilidad en el mercado, disponer de un cliente de gran escala, puede crear la confianza suficiente para actuar de imán de otras empresas. Es importante que no tengas sólo un cliente de gran envergadura durante mucho tiempo y te obligues a salir a mercado.

Suelen quedarse con menos equity y estar menos involucrados en el día a día. Su inversión se basa más en las sinergias de innovación asociadas a la startup que en un retorno tan sólo económico derivado de la inversión.

Puedes aprender andando. Estarás cerca de cómo opera una empresa que es 10 o 100 veces mayor que la tuya. Puedes aprender los aspectos positivos, los negativos, y los puntos de mejora.

Disponen de network y recursos. Muy probablemente en el deal con el corporate tendrás restricciones de con qué empresas puedes trabajar o relacionarte. En contraprestación, dispondrás de acceso directo a una lista amplia de contactos, herramientas, e infraestructuras donde aprender y crecer.

Pueden ser el agente que genere el exit de tu compañía. Normalmente, cuando un corporate invierte en una startup, es un signo claro de una potencial futura compra. Seguramente no será en breve, quizá no se producirá, pero es una opción planteable, y abrir opciones en esa dirección siempre es positivo.

Elementos a tener en cuenta al captar inversión de un CVC

Pueden ser intervencionistas. No te equivoques, la diferencia de tamaño importa, y se puede crear una situación donde el corporate marque en exceso la dirección del emprendimiento. Siempre puedes marcar límites, pero es evidente que se va a crear fricción.

Pueden buscar exclusividad. ¿Por qué no hacerlo? No van a querer que hables o aportes valor a sus competidores, y pueden ponerte restricciones en empresas fuera de tu vertical. La negociación en este sentido debe plantearse de forma precisa.

Pueden buscar un servicio muy customizado a sus necesidades. No importa que producto o servicio propongas en la negociación, van a querer establecer formas concretas de trabajo. Muy probablemente esa inversión en tiempo no va a poder ser reutilizada para tu producto.

Te mantendrán focalizado en una industria concreta. Es importante que tengas la libertad de salir a otros verticales.

Los corporates no son rápidos. Si tuvieran esa velocidad, no te hubieran invertido, lo hubieran realizado ellos mismos. Ten paciencia. La agilidad es tu mayor activo, pero no esperes encontrar en su ecosistema esa agilidad.

El Roadmap de Nemuru en 2021 y futuro

Pere Monrás asegura que “el efecto del covid-19 nos machacó durante 2-3 meses. Por el camino, tuvimos mucha evolución de plataforma de producto y de incorporación de más pull. Esto nos abre las puertas a que el nuevo crecimiento post covid es mucho más estable”. Al final, Nemuru detectó muchas oportunidades en el mercado, no tanto a nivel prescriptor, sino en tener unos servicios financieros que les permiten integraciones con otro tipo de plataformas y players que dan esa llegada final. Estos acortan el camino al usuario final mediante un modelo un poco más tecnológico y menos de ese prescriptor puro final.

El VC internacional va de la mano de un plan de expansión de compañía. A día de hoy, Nemuru está operando en España, y consideran que el día que quieran llevar a cabo el plan de expansión, tendría todo el sentido del mundo buscar un perfil de inversor internacional.

Si no se diera el caso de la expansión, es más difícil la llegada del VC y entonces, Nemuru proyecta el mismo esquema pero con VC locales o algún otro player del mundo Corporate que esté interesando en lo que están haciendo.

Si quieres profundizar en los conceptos trabajados

Aquí te dejo diferentes artículos por si quieres saber más sobre los conceptos expresados:

Podcast Completo

Youtube

Spotify

Apple Podcast

IVoox